Cómo se preparan las instituciones para otra emergencia (III)

Cómo se preparan las instituciones para otra emergencia (III)
Tiempo de lectura: 4 minutos

Este es el último artículo de una serie de tres con las claves para garantizar que una institución educativa está preparada para otras futuras emergencias similares al estallido del Covid-19, a partir de una encuesta realizada a responsables en educación online de diferentes universidades estadounidenses. En este capítulo me centro en aspectos de la institución a nivel más global.

Atención a las demandas tecnológicas de los estudiantes

Este aspecto es el que más inversión ha experimentado en el área de soporte a los estudiantes: el 66% de los encuestados afirma que esta ha aumentado en sus centros. Las demandas de los estudiantes en este campo pueden incluir aplicaciones específicas, mejor calidad en el servicio wifi o más puntos de recarga de dispositivos electrónicos.

Es importante remarcar que el abanico de aplicaciones debe estar gestionado por un sistema de autenticación robusto, y que, cuanto mayor es la oferta de servicios tecnológicos, más fundamental resulta una infraestructura sólida para prevenir ciberataques.

Un 66% de los encuestados afirma que su centro ha aumentado la inversión para atender las demandas tecnológicas del alumnado

Capacidades técnicas para aplicar la metodología online

En estrecha relación con el punto anterior, este aspecto incluye todos los elementos de una infraestructura que garantice que estudiar y enseñar online son prácticas seguras para todos, y abarca temas como la privacidad de los datos, la prevención y detección de ataques, o la autenticación.  Este tema es muy amplio y le voy a dedicar una serie particular para cubrir todos los detalles. Suscríbete al blog si quieres recibir los artículos en cuanto se publiquen.

Plan de gestión de crisis

La pandemia puso de manifiesto la conveniencia de reaccionar rápidamente a una situación de emergencia y totalmente nueva. Por eso, las universidades han reforzado su capacidad de responder rápidamente a las exigencias de la formación online, siempre cambiantes.

Oferta en modalidades de enseñanza flexibles

En un artículo anterior expliqué las diferentes modalidades de formación que existen y la terminología correcta. La distinción presencial-online ya no refleja el abanico de posibilidades existente gracias al rápido desarrollo de la tecnología. 

Este aspecto es donde más responsables (un 86%) confirman que se ha aumentado la inversión. Y es que esta flexibilidad no solo garantiza que un centro está preparado para el cierre del campus, sino que es un reclamo comercial para una población estudiantil cada vez más exigente.

El informe deja claro que hay muchos aspectos a nivel de administración y gestión que una universidad debe tener en cuenta si no quiere quedarse obsoleta. Contáctame si estás buscando información sobre este tema. Puedo ayudarte a diseñar una estrategia de equipamiento online para tu centro.

Photo by Keira Burton from Pexels

¡Subscríbete a mi boletín!

Share this

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.