Cómo se preparan las instituciones para otra emergencia (I)

Cómo se preparan las instituciones para otra emergencia (I)
Tiempo de lectura: 3 minutos

Casi dos años después de que la Covid-19 golpeara nuestra sociedad, la posición de la enseñanza online ha pasado de ser un elemento complementario a estar integrada de manera más o menos extensa en la mayoría de los programas educativos.

En 2020 casi todos los centros educativos adoptaron el Emergency Remote Learning (ERL). En 2022 y a las puertas del inicio de un nuevo curso académico, ya es hora de profesionalizar la oferta formativa online. Una encuesta a más de 300 responsables de educación online en diferentes universidades de EEUU determina las seis áreas en las que invertir para conseguir tal fin.

Esta es la primera entrega de una serie de tres artículos. En este capítulo describo los aspectos relacionados con el apoyo a los estudiantes. Este es el ámbito más descuidado de los programas académicos. El soporte a los estudiantes incluye formación en aprendizaje online y competencias digitales, y la ayuda social y psicológica.

Formación en aprendizaje online y competencias digitales

En general, se tiende a sobreestimar las competencias digitales de los estudiantes. Este punto se puede abordar mediante cursos online obligatorios. Sin embargo, la mayoría de los participantes en la encuesta optaron por hacer estos cursos optativos, ya que el efecto puede ser contraproducente si los estudiantes de programas presenciales sienten que ese tipo de formación no es relevante para ellos. 

Otro enfoque más innovador consiste en contratar a estudiantes con gran competencia digital como embajadores digitales. Estos estudiantes crean videos cortos sobre el uso de las aplicaciones disponibles en la universidad y los publican en TikTok o Instagram. 

Ayuda social y psicológica

Si bien los problemas psicológicos de los estudiantes pueden haber disminuido con la regresión de la pandemia, este tema se ha desvelado como muy relevante y lo seguirá siendo en el futuro. La mayoría de las universidades han optado por externalizar estos servicios. No obstante, una quinta parte de las instituciones encuestadas considera que la inversión en esta área es insuficiente.

El informe deja claro que el apoyo a los estudiantes es un aspecto olvidado por las universidades, pero no se puede ignorar que precisamente este puede ser un factor decisivo para futuros estudiantes a la hora de escoger una universidad. Contáctame si estás buscando información sobre este tema. Puedo ayudarte a diseñar una oferta académica online que sea integral, robusta y eficaz.

Photo by Armin Rimoldi from Pexels

¡Subscríbete a mi boletín!

Share this

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.